Dominio II: Ética y profesionalidad reemplazan el anterior código de ética

En este segundo artículo de la serie sobre las nuevas Normas Globales de Auditoría Interna (NGAI) abordamos el Dominio II Ética y Profesionalidad, que reemplaza al anterior código de ética del IIA y marca las expectativas de comportamiento de los profesionales que prestan servicios de Auditoría Interna. Todos los auditores internos deben cumplir con las Normas de ética y profesionalidad.

El cumplimiento de estos Principios y Normas del Dominio II Ética y Profesionalidad infunde confianza en la profesión de Auditoría Interna, además de crear una cultura ética dentro de la función de Auditoría Interna, y de establecer la base para la confianza en el trabajo y los juicios de los auditores internos.

Destacamos determinados aspectos relevantes de estos Principios y de los Requerimientos de sus Normas.

Como en todas las Normas, en la implementación de los Requerimientos se pueden tener en cuenta, ya que no son obligatorias, las Consideraciones para la Implementación y los Ejemplos de Evidencia de Conformidad.

Principio 1 Demostrar integridad

Los auditores internos demuestran integridad en su trabajo y comportamiento.

La integridad significa comportarse adhiriéndose a principios morales y éticos, incluyendo la demostración de honestidad y la valentía de actuar según hechos relevantes, incluso cuando existan presiones para hacer lo contrario, o cuando al actuar se crean potenciales consecuencias personales o para la organización. La integridad de los auditores internos es esencial para establecer confianza y ganarse el respeto.

Norma 1.1 Honestidad y Valentía Profesional

Los auditores internos deben actuar de manera honesta, precisa, clara y abierta, y ser respetuosos en todas sus relaciones profesionales y comunicaciones.

Los auditores internos divulgarán todos los hechos materiales que conozcan y que, de no ser divulgados, pudieran afectar a la capacidad de la organización en la toma de decisiones informadas.

Norma 1.2 Expectativas éticas de la organización

Los auditores internos deben entender, respetar, lograr y contribuir a las expectativas legítimas y éticas de la organización y deben ser capaces de reconocer la conducta que sea contraria a dichas expectativas.

Norma 1.3 Comportamiento legal y ético

Los auditores internos no realizarán ni participarán en una actividad ilegal o que vaya en detrimento de la organización o de la profesión de Auditoría Interna o que pudiese causar daño a la organización o a sus empleados.

Si los auditores internos identifican incumplimientos legales o de regulaciones, deben comunicar dichas incidencias a las personas que cuenten con la autoridad para tomar las acciones apropiadas, tal y como indican las leyes, regulaciones, y políticas y procedimientos aplicables.

Principio 2 Mantener la Objetividad

Los auditores internos mantienen una actitud imparcial y libre de sesgo cuando llevan a cabo los Servicios de Auditoría Interna y toman decisiones.

La Función de Auditoría Interna que se encuentra posicionada de forma independiente apoyará la capacidad de los auditores internos para mantener la objetividad.

Norma 2.1 Objetividad Individual

La objetividad profesional requiere aplicar una actitud mental imparcial y emitir juicios en base a una evaluación equilibrada de todas las circunstancias relevantes.

Norma 2.2 Salvaguardar la Objetividad

Los auditores internos deben evitar conflictos de interés y no deben ser influenciados indebidamente por sus propios intereses o los de terceros, incluyendo los de la Alta Dirección y de otras personas con autoridad, o los que están relacionados con temas políticos y otros aspectos de su entorno.

Los auditores internos no deben aceptar ningún objeto tangible o intangible como un regalo, recompensa o favor que pudiese suponer o interpretarse como un impedimento a la objetividad.

Los trabajos de aseguramiento para las funciones sobre las que el Director de Auditoría Interna tiene responsabilidad deben ser supervisados por un tercero independiente fuera de la Función de Auditoría Interna.

Norma 2.3 Declaración de Impedimentos a la Objetividad

En el caso de existir impedimento a la objetividad, de hecho, o en apariencia, se debe declarar oportunamente a las partes apropiadas sobre la naturaleza de tal impedimento.

Principio 3 Demostrar Competencia

Los auditores internos aplican sus conocimientos, aptitudes y habilidades para cumplir con éxito sus roles y responsabilidades.

Además de poseer u obtener las competencias necesarias para desempeñar los servicios, que pueden variar para cada auditor, los auditores internos han de mejorar la eficacia y calidad de los servicios, persiguiendo su desarrollo profesional.

Norma 3.1 Competencia

Las competencias requeridas incluyen los conocimientos, capacidades y habilidades adaptados a la posición y responsabilidades de cada uno, adecuados a su nivel de experiencia. Los auditores internos deben poseer o desarrollar conocimiento de las Normas Globales de Auditoría Interna.

Adicionalmente, el Director de Auditoría Interna debe asegurar que la Función de Auditoría Interna, colectivamente, reúne las competencias para proporcionar los Servicios de Auditoría Interna, tal y como se describen en el Estatuto de Auditoría Interna, o debe tomar medidas para obtener las competencias necesarias.

Norma 3.2 Desarrollo Profesional Continuo

Los auditores internos deben mantener y desarrollar continuamente sus competencias para mejorar la eficacia y calidad de los Servicios de Auditoría Interna.

Principio 4 Ejercer el Debido Cuidado Profesional

Los auditores internos aplican el debido cuidado profesional cuando planifican y desempeñan los Servicios de Auditoría Interna.

El debido cuidado profesional requiere que la planificación y ejecución de los Servicios de Auditoría Interna se lleven a cabo con diligencia, juicio y escepticismo por parte de unos auditores internos que sean prudentes y competentes, y que realicen el trabajo en el mayor interés de aquellos que reciben los Servicios de Auditoría Interna.

Norma 4.1 Conformidad con las Normas Globales de Auditoría Interna

Los auditores internos deben planificar y proporcionar los Servicios de Auditoría Interna de conformidad con las Normas Globales de Auditoría Interna.

Las metodologías de la Función de Auditoría Interna deben ser establecidas, documentadas y mantenidas en consonancia con las Normas Globales de Auditoría Interna.

Cuando los auditores internos sean incapaces de cumplir con un requerimiento, el Director de Auditoría Interna debe documentar y comunicar una descripción de las circunstancias, acciones alternativas adoptadas, el impacto de las acciones y la racionalidad.

Norma 4.2 Debido Cuidado Profesional

Los auditores internos deben aplicar el debido cuidado profesional al evaluar la naturaleza, circunstancias y requerimientos de los servicios que se proporcionarán, incluyendo, entre otros temas, la estrategia y objetivos de la organización, y la idoneidad y eficacia de los procesos de gobierno, gestión de riesgos y control.

Norma 4.3 Escepticismo Profesional

Los auditores internos deben aplicar el escepticismo profesional a la hora de planificar y proporcionar los Servicios de Auditoría Interna.

Principio 5 Mantener la Confidencialidad

Los auditores internos utilizan y protegen la información de manera adecuada.

Los auditores internos deben respetar el valor y la titularidad de la información que reciben, al emplearla solo para propósitos profesionales y protegerla del acceso o divulgación no intencionada, tanto interna como externamente.

Norma 5.1 Uso de Información

Los auditores internos deben seguir las políticas, procedimientos, leyes y regulaciones a la hora de emplear la información.

La información no debe ser usada para el lucro personal o que de alguna manera fuera contraria o en detrimento de los objetivos legítimos y éticos de la organización.

Norma 5.2 Protección de Información

Los auditores internos deben conocer sus responsabilidades sobre la protección de la información y demostrar respeto por la confidencialidad, privacidad y titularidad de la información que obtienen al desempeñar los Servicios de Auditoría Interna, o como resultado de sus relaciones profesionales.

Ejemplos de Evidencia de Conformidad con los Requerimientos de las Normas del Dominio II

  • Reconocimientos del auditor interno de su comprensión y compromiso de actuar de conformidad con las expectativas legales y profesionales relevantes.
  • Declaraciones documentadas sobre potenciales conflictos de intereses y otros impedimentos a la objetividad.
  • Un plan de formación que incluya educación y formación ética.
  • Documentos que evidencian la asistencia o participación de los auditores internos en actividades de educación profesional continua, incluyendo la formación ética, como cursos, participación en conferencias, talleres y seminarios.
  • Evaluaciones de desempeño que muestran como objetivos los Principios y las Normas del Dominio II.
  • Retroalimentaciones de partes interesadas clave sobre la ética y profesionalidad de los auditores internos.
  • El plan de Auditoría Interna, el programa de trabajo o los papeles de trabajo que muestren la consideración de los objetivos, riesgos y procesos de control relativos a la ética de la organización.
  • Documentación de las competencias relevantes necesarias para cumplir con el plan, un análisis de las brechas en los recursos, y la identificación de la formación y del presupuesto necesarios para subsanar las brechas.
  • Evaluaciones documentadas de los procesos de gobierno, gestión de riesgos y control.
  • Papeles de trabajo que identifiquen el enfoque del auditor interno para evaluar y validar la información recopilada durante el trabajo.