Auditoría de contratos y gastos como herramienta para el auditor interno. 26 de junio de 2017


La edición de junio de Los Lunes del Instituto de Auditores Internos ha analizado el servicio externo de auditoría de contratos y gastos como una importante herramienta que completa la labor  de Auditoría Interna, y que permite a las empresas acceder a lo que se conoce como beneficios ocultos.

La complejidad de las relaciones comerciales con los proveedores y la cantidad de contratos y facturas que tienen que gestionar y revisar las grandes empresas, hace que en ocasiones existan errores que no se detectan y que suponen una pérdida económica para las compañías.

Según David Hernández, socio de ACFYD Análisis, “la auditoría de contratos y gastos permite a las grandes empresas detectar incidencias al revisar el 100% de las compras, de los contratos y de las facturas, interpretarlos, valorar si los descuentos o las condiciones de contratación se están cumpliendo y así, evitar pérdidas económicas para la empresa”.

A pesar del esfuerzo que hacen las compañías en cubrir esta necesidad, el volumen de trabajo puede hacer que existan errores. “Desde auditoría de contratos y gastos se apoya a Auditoría Interna con recursos especializados en el área para dar un servicio muy enfocado a la detección de incidencias. A través del uso de la tecnología y el Big Data, podemos estudiar a fondo la información, interpretar los datos y comprobar si se cumple lo que se ha firmado con el proveedor”, ha señalado Hernández.

Luis Mesa, director de Auditoría Interna de Grupo Cortefiel, ha analizado la experiencia práctica de la compañía con estas herramientas, y ha destacado que la auditoría de contratos y gastos complementa la labor del auditor interno al completar el plan de auditoría interna con conocimientos específicos de las áreas auditadas y con recursos, que suelen ser limitados. “Para la empresa supone la aportación de recomendaciones sobre las incidencias detectadas, una visión de cómo se encuentra la organización respecto a la media del sector, y la recuperación económica de esas incidencias”, ha subrayado Mesa. 

Las incidencias que pueden detectarse mediante la auditoría de contratos y gastos pueden tener origen contractual –no aplicación de acuerdos o interpretación incorrecta, aplicación de tarifas y promociones, devolución de mercancías, etc-; origen administrativo –duplicidades, incorrecta contabilización de abonos, etc; u origen tributario –pago de impuestos y Seguridad Social-.

Este sitio web utiliza cookies. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información en nuestra política de cookies   Aceptar