PRÓXIMAS CITAS

37 FORO DE EXPERTOS 

18 de junio de 2019

El Foro de Expertos analiza las claves de la Ley de información no financiera.

La información no financiera fue la protagonista de la 37ª edición del Foro de Expertos del Instituto de Auditores Internos de España, celebrado el 18 de junio en el espacio Próxima Estación, de Madrid; seis meses después de la entrada en vigor de la ley que regula su reporte y el tipo de sociedades obligadas a presentar el estado de información no financiera en sus informes.

La jornada comenzó con la intervención de Jaime Silos, director de Desarrollo Corporativo de Forética, sobre las claves de la Ley 11/2018 de información no financiera y diversidad; para continuar con la mesa redonda bajo el título Impulsar el sistema de control interno de la información no financiera, en la que participaron Sonsoles Rubio (directora de Auditoría Interna de Iberdrola), Reyes Fuentes (directora de Auditoría Interna de Indra), y Emiliano Ramos (director corporativo de Auditoría Interna de Telefónica). El Foro de Expertos continuó con unas mesas de trabajo sobre Visual Thinking¸ y terminó con la tradicional entrega de certificaciones CIA y QA.

Jaime Silos repasó el contexto en el que se ha publicado la Ley de Información no financiera. Cada vez más los reguladores dan más importancia a este tipo de información, puesto que hay práctica unanimidad en que los grandes riesgos de negocio a presente y a futuro tienen que ver con la sostenibilidad. No en vano, uno de cada dos riesgos top en términos de probabilidad, y el 80% de los riesgos en términos de impacto, tienen que ver con lo no financiero.

La ley “cambia el orden de los factores”, según dijo Silos, “multiplicando por cinco su efecto respecto a la directiva europea y a los borradores iniciales”, puesto que a partir de 2021 estarán obligadas a formular el Estado de la Información No Financiera (EINF) las compañías que cuenten con más de 250 empleados (hasta 2020 eran 500) y que, o bien se consideren de Interés Público, o que cumplan con los siguientes requisitos cuantitativos durante dos ejercicios consecutivos: más de 20 millones de euros de activo total y más de 40 millones de cifra de negocio (hasta 2020 a esos criterios se sumaban las que contaran con más de 250 empleados en esos dos ejercicios consecutivos).

Si bien Silos recordó que la ley “no cambia demasiado las prácticas de reporte”, sí que “puede resultar arbitraria por haber entrado en temas de detalle, apartándose de las tendencias internacionales y generando confusión”, por lo que, concluyó, “la directiva europea ha sido traspuesta de forma heterodoxa y con cambios de última hora que han generado fricción en el mercado”, que sin embargo no deben entorpecer el logro del mayor reto, “fusionar dos ciclos de reporte con frecuencias y taxonomías enormemente diferentes”.


Control Interno de la información no financiera

Los directores de Auditoría Interna participantes en la mesa redonda posterior compartieron con los asistentes cómo realizan el control interno de la información no financiera en sus empresas. Emiliano Ramos recordó que “las empresas venimos reportando la información no financiera desde hace mucho tiempo” aunque fuera necesario regular su reporte debido a “los puestos que ha subido en nuestras agendas, llegando al Top 5 de nuestras preocupaciones”.

El hecho de que muchas compañías efectivamente reportaran esta información ha hecho que, según Reyes Fuentes, “cuando entró en vigor la ley nosotros ya cumplíamos con el 85-90% de la información que teníamos que reportar, pero aún quedaba un porcentaje sin cubrir” para lo que desde Indra crearon un grupo de trabajo que diera confort al Consejo a la hora de formular las cuentas anuales y hacer la supervisión. El mayor reto, según Fuentes, era que “tienes que cumplir de repente muchos requisitos sobre información que es muy compleja de conseguir, puesto que no se maneja en la operativa diaria de la casa”.

Sonsoles Rubio reclamó calma a la hora de reportar la información no financiera. Iberdrola realiza desde hace años su informe de sostenibilidad (revisado externamente) y un informe integrado y, “si vamos hacia un SCIIF pero de la Información No Financiera, esto nos llevará un trabajo y una periodicidad que habrá que ver cómo abordamos. Un informe de sostenibilidad no debería suponer la reinvención de procesos”.

Tener implantado un SCIINF es el objetivo de Telefónica, según Emiliano Ramos, con “los menos controles posibles, pero robustos y bien documentados”, un plan a largo plazo en el que “darle confort a la Comisión de Auditoría y al Consejo es nuestro objetivo”, tarea para la que “debemos hacer un pequeño cambio cultural o de concienciación en las áreas sobre este tipo de información”.

Reyes Fuentes indicó que en Indra “hacemos mucho SCIIF, y para impulsar el informe de gestión hicimos un proyecto que siga la misma metodología SCIIF para extender los controles a la información no financiera”, que cubra unos mínimos definidos previamente.

Entrega de certificacione

Al término de la mesa redonda comenzó una dinámica de trabajo sobre Visual Thinking, acerca de los riesgos ambientales, sociales y de gobierno corporativo, en la que los asistentes trabajaron codo con codo para explorar diferentes puntos de vista sobre el sistema de control interno de la información no financiera y la gestión de estos riesgos.

Una vez concluida se entegaron las certificaciones CIA y CCSA a 12 auditores internos, y la certificación QA al Banco Nacional de Costa Rica, Bankinter, BME, Canal de Isabel II, Caja de Compensacón de Asignación Familiar de los Andes, Red Link, Repsol, Sareb, Telefónica Argentina, Telefónica México, Telefónica Perú y Viscofan.

36 FORO DE EXPERTOS 

22 de noviembre de 2018

Las Comisiones de Auditoría apuntan al auditor interno como garante del buen gobierno corporativo


El Instituto de Auditores Internos de España (IAI) celebró el 36 Foro de Expertos con una mesa redonda formada por consejeras para analizar los retos a los que se enfrentan las comisiones de Auditoría en relación con Auditoría Interna, y el papel de ésta en la consecución del buen gobierno de las organizaciones.

Lourdes Maíz, consejera independiente de BBVA, destacó que “el trabajo del auditor interno es garantía de que las cosas se hacen bien” y señaló durante su intervención que a pesar de que hay temas complejos en los que intervienen otros expertos, el auditor interno debe trasladar al consejo la realidad para que éste pueda cumplir con su responsabilidad.
En relación con el perfil del auditor interno y el riesgo vinculado a aspectos técnicos como la ciberseguridad, Maria Luisa Jordá, consejera independiente de Merlin Properties, Banco Europeo de Finanzas, Bimbo y Orange, ha afirmado que el auditor interno tiene que saber dónde están los riesgos más críticos dentro de la organización, y que Auditoría Interna debe concienciar a los consejeros de la importancia que pueden tener estos riesgos.
En cuanto al perfil de los consejeros, las participantes han señalado como una “evolución natural” del auditor interno el llegar a ser consejero, puesto que tienen ya las cualidades y los conocimientos necesarios para ello.
Las tres consejeras han coincidido en poner en alza el papel del auditor interno, reforzando los recursos con los que debe contar para proteger la organización ante las amenazas que puedan surgir para las compañías.
Según Azucena Viñuela, presidenta de la Comisión de Auditoría de Testa, “estamos en un momento en el que se debe promover la protección del auditor interno dentro de las organizaciones. Si queremos que tenga un papel importante a la hora de plantear fallos en niveles como el consejo o al presidencia, tenemos que promover su protección, no se puede pedir que haga algo que la compañía no tiene asumido como parte de sus valores”.
 
 
Este sitio web utiliza cookies. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información en nuestra política de cookies   Aceptar